MANUEL GÓMEZ E IGNACIO CLEMENTE, CONSUMADOS LIEDERISTAS  

Recital de Canto

G.García-Alcalde (PERIÓDICO LA PROVINCIA)

Así es el lied: intimidad, moderación vocal y expresiva, acentos y matices plurales, color, armónicos en la emisión, inteligencia de la modulación oral en las vocales y las consonantes del texto poético, correlato intencional en la ósmosis voz-piano, y estilo, sobre todo estilo en los antípodas del alarde. El tenor Manuel Gómez Ruiz y el pianista Ignacio Clemente Estupiñán dieron lección de las singularidades del género en su recital para la Sociedad Filarmónica, un ente que, al borde de los 175 años de historia, sigue fiel a una de sus constantes programadores: apostar por jóvenes artistas canarios de probado talento. Fue una gran velada, en la atmósfera idónea para degustar el refinamiento de los intérpretes.

El insuperable tandem Schumann-Heine abrió sesión con el ciclo Op.24 del primero. Reconcentrados en el casi susurro, expansivos en la alegría y el humor, lentos o vivos, apasionados o remembrantes, los nueve lieder de ese cuaderno magistral fueron proyectados como declaración de principios: ésta es la poética de la canción alemana en la plenitud del siglo romántico, y con ella salimos al encuentro de la sensibilidad oyente en el siglo XXI. Cambio a la lengua inglesa del Barroco para cantar a Shakespeare en la mùsica de Purcell,  y vuelta a la alemana para ilustrar  la agilidad clasicista de Haydn en otra inspiración shakespeariana.

El paso por cuatro temas de Beethoven sobre Goethe y otros autores fue una tesis sobre el klangideal del genio en sus piezas más libres, líricas o burlescas. Y, para cerrar un salto musical de tres siglos, las cinco canciones sobre Shakespeare op.23 de Roger Quilter, compositor del XX. Diversidad en los standars melódicos y los registros expresivos que exigen los humores e intimidades de los inmortales sonetos del “cisne de Avon”, todos lúdicos o amatorios, explícitos o secretos. Una delicia.

Aplaudidos y braveados, tenor y pianista regalaron dos bises, dedicando Manuel Gómez el primero -un divertido Mahler- a la memoria de Lothar Siemens, a quien debe la elección de Berlìn para sus estudios y, consecuentemente, la posibilidad de este recital.

Concierto

Lieder alemanes y songs inglesas, por el tenor Manuel Gómez y el pianista Ignacio Clemente

Día y lugar

4 de mayo de 2017, Paranifo de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria


NOTAS AL PROGRAMA:

Tal como explicita el lema del concierto de hoy Liederabend, velada de canciones, escucharemos esta noche un recital de lieder. Este género musical consiste en una breve canción lírica, cuyo texto es un poema, al que el compositor pone música para voz y un acompañamiento que por lo general es un piano. Apareció en el periodo clásico y obtuvo su momento de máximo esplendor en el Romanticismo, sobre todo en los países germanos. Mozart y Haydn componen para esta forma musical, pero será Beethoven con su An die ferne Geliebte (A la amada lejana), el que inicie la composición de un ciclo de canciones, que alcanzará el culmen con los ciclos de Schubert y Schumann.

De este compositor escucharemos su ciclo LiederKreis (Círculo de canciones), op. 24, basada en nueve poemas de Heinrich Heine de fuerte contenido emocional, se completa la primera parte con el estreno mundial de Las horas llenas de Guillermo García Alcalde con textos de Tomás Segovia.

La segunda parte se estructura sobre un leimotif que gira alrededor de William Shakespeare, que aporta los textos de sus poemas para todos los compositores, con la excepción de los cuatro temas de Beethoven que no pertenecen al dramaturgo inglés.

La primera obra se inicia con If Music be the food of love de Henry Purcell, cuyo texto es un resumen sobre los poderes de la música que el poeta transfiere a la amada, con una música estilísticamente anclada en los finales del siglo XVII. El tema está basado en la comedia Twelfth Night, conocida en España por Noche de Reyes.

De la misma comedia de la pieza anterior, Joseph Haydn puso música en 1795 a She never told her love y la incluye en sus Six Canzonettas II, (H. XXVIa/34)  siendo el primero de los grandes compositores del Clasicismo en incorporar textos del poeta de Stratford upon Avon. Como es un tema de desamor, Haydn compone una triste melodía, en tono menor, apoyada con acordes y un ligero arpeggiato, apagándose la voz del cantantes al final.

Las cuatro siguientes piezas pertenecen al genio de Bonn:

Der Kuss (El beso) op. 128. El texto de C.F Weisse, última canción de Beethoven publicada en vida, con un tema festivo y gracioso.

Las dos siguientes piezas pertenecen a J. W. Goethe, incluidas en el opus 52,

la nº 7, Marmotte (Marmota) es una canción jocosa y la nº4, Meilied (Canción    de mayo) un canto a la primavera.                                                                        

La última obra basada en un poema de K. F. Herrosee, catalogada WoO 123, es Ich liebe dich (Yo te amo), es una bella canción de amor.

Del máximo exponente del lieder alemán, Franz Schubert, son las dos siguientes piezas, ambas con textos del poeta inglés. La primera Horch, horch die Lerch D. 889, es de la tragedia Cymbeline, es una serenata sobre un tema británico antiguo llena de un significado profundo y metafórico, la segunda  An Sylvia D. 891, traducida de un poema de Los Caballeros de Verona, basada en tres estrofas que se repiten sobre la misma música, con forma AÁB y es en la Á donde Schubert logra mediante cambios inesperados en la armonización unos sentimientos emotivos.

La última obra Five Shakespeare Songs es del compositor británico Roger Quilter, que compuso dos ciclos de canciones de Shakespeare, del segundo opus 23 escucharemos las canciones: Fear no more the  heat o the sun, Under the greenwood tree, It was a lover and his lass, Take, o take those lisp away y Hey, ho, the wind and the rain, son canciones que llevan un marchamo de música tradicional, basadas en la primera en Cymbeline, las dos siguientes previamente publicadas son de As you like it, la cuarta es de Measure for Measure y la última es el final de Twelfth Nigh.

Espero que disfruten del concierto que nos llevará a través de los distintas épocas de la historia de la música.

Juan Bethencourt Morell