EMPEZAMOS ESTAS CRÓNICAS CON LA CREACIÓN DE LA SOCIEDAD FILARMÓNICA DESEANDO QUE USTEDES SE ANIMEN A PARTICIPAR ENVIÁNDONOS SUS ANÉCDOTAS Y EXPERIENCIAS. PODRÍA DESARROLLARSE UN FLUJO DE COMUINCACIÓN MUY INTERESANTE.

…………………………………………………………………………………….
Extraído del libro “HISTORIA DE LA SOCIEDAD FILARMÓNICA DE
LAS PALMAS Y DE SU ORQUESTA Y SUS MAESTROS”
de Lothar Siemens Hernández (1995), (páginas 30 . 47).

Durante el siglo XVIII, en el ambiente de La Ilustración en Las Palmas de Gran Canaria se fraguó la primera generación de compositores canarios de la era contemporánea. Al finalizar el siglo existían tertulias con academias musicales en casas particulares de algunas personas notables. En la de los Matos de la calle de los Balcones, en la de los Avilés o en la del fiscal Zuaznávar, que se preciaba de tocar bien el violonchelo.
En 1808, contratado por la Catedral como maestro de Capilla, llegó desde Madrid José Palomino. Habiendo sido violinista brillante y eficaz de la Capilla Real española en su juventud y músico de cámara del rey de Portugal, era a su vez un afamado compositor interesado en los nuevos lenguajes del clasicismo y, aunque murió a los dos años de su llegada, sentó las bases para la organización de una orquesta moderna en Las Palmas de Gran Canaria. Unos años más tarde, antes de mediar el año 1815, llegó a nuestra ciudad el músico siciliano Benito Lentini que, al constatar su virtuosismo pianístico y su calidad de compositor moderno, no lo quisieron dejar marchar y el cabildo catedralicio lo nombra maestro de Capilla. Lentini terminó de reforzar la orquesta y la dirigió con energía y entusiasmo, pero su mayor empeño fue que la ciudad tuviera un gran teatro donde se representaran obras dramáticas y óperas. El 31 de enero de 1842 se puso la primera piedra del que sería Teatro Cairasco, siendo una fecha crucial para la historia de la Sociedad filarmónica pues su existencia sería la razón de ser.
Al final de 1830 y en la década de 1840 se produce un momento de innovación cultural en toda España. La Sociedad Liceo Filarmónico Dramático Barcelonés promovía su gran teatro de ópera, unos años antes en Madrid había nacido el Liceo Artístico y Literario y en Sevilla se pondría en marcha una asociación de igual nombre. Fue en el 1839 cuando se pone en marcha la idea del Teatro naciendo al año siguiente una Sociedad Dramática y en 1844 el Gabinete Literario para, entre otros fines, promover las actividades del teatro, creando dentro de su seno diferentes secciones, una dedicada a la música, así como una institución de enseñanzas medias con cátedra de música que ocupó Lentini.
En 1845, en ese ambiente eufórico generado por la inauguración del Teatro y por su primera temporada teatral, que sirvió para consolidar a la orquesta de Las Palmas como empresa social útil y de prestigio, se creó el contexto propicio para que los propios músicos, al margen de la sección de música del Gabinete Literario, decidieran poner en marcha por primera vez en las islas una asociación filarmónica. Había nacido nuestra Sociedad Filarmónica.

Info Abr/Jun 2011.